mppu international

twitterfacebook

Punto de vista

Por: Martina Cavalcanti

 

Perfiles falsos en las redes sociales esparcen rumores y promueven discursos de odio durante las campañas electorales. ¿Cómo evitar la propagación de este tipo de contenido?

1 Marzo 2018 para impenta-37

Más de cien perfiles falsos en Facebook y en Twitter habrían sido utilizados para promover candidatos y denigrar otros antes de las elecciones en Brasil de 2014, según la investigación de BBC Brasil divulgada el pasado diciembre.
Lo descubierto sería sólo la punta del iceberg. Según ese medio de prensa, serían miles los llamados “fakes” o “bots” esparcidos por las redes sociales y financiados por empresas para fines electorales. El tema ganó visibilidad en las elecciones estadounidenses de 2016, cuando perfiles falsos habrían sido usados por rusos para incitar a la polarización política en debates sobre cuestiones raciales, de género y de migración. El caso derivó en la desactivación de 470 cuentas y páginas sospechosas de parte de Facebook, que estima la existencia de 270 millones de cuentas ilegítimas en su red.
Rumores y discursos de odio suelen ser las principales herramientas de tales perfiles para provocar reacciones en ciudadanos y candidatos, lo que reduce el nivel del debate político y pone en riesgo valores democráticos.
Especialistas entrevistados por Cidade Nova de Brasil orientan sobre cómo se puede evitar ese tipo de manipulación y denunciar a los sospechosos a las redes sociales y a las autoridades. Ellos advierten que el proceso tiene que ser cuidadoso para no confundir las cuentas verdaderas con las falsas.

¿Cómo identificar perfiles falsos?
Los usuarios de las redes sociales tienen un papel fundamental en la identificación de perfiles y noticias falsas. A partir de las denuncias, páginas, perfiles y contenidos no auténticos pueden ser identificados y bloqueados por los administradores de esas redes sociales e incluso por la Justicia. Del mismo modo, el no compartir los rumores hace que pierdan fuerza y caigan en el olvido, lo cual reduce los perjuicios de la desinformación.
El abogado especialista en Derecho de la Tecnología de la Información, Alexandre Atheniense, da algunos consejos para identificar contenidos falsos. “Si un perfil presenta sólo contenido muy reciente, sin historial, ya conviene desconfiar”, apunta. Para verificar su autenticidad, puede ser interesante también buscar la foto del perfil en cuestión en Google Images. Basta cliquear en el ícono de la cámara en el renglón de la búsqueda de imágenes y cargar la foto para descubrir su origen.
En el caso de las noticias, hay que chequear la credibilidad de la fuente, controlar la fecha de publicación y no caer en el sensacionalismo. “Una noticia estrafalaria tiene grandes posibilidades de no ser verídica. La regla es: ante la duda, no comparta”, aconseja Atheniense. Sitios de fact-checking (chequeo de hechos) pueden ayudar a esclarecer la veracidad de una publicación.
No se deje engañar por la popularidad de una noticia compartida en la red. “Es común el pensamiento: ‘si tantas personas creen y ponen ‘me gusta’ o reaccionan, entonces debe de ser verdadero’”, observa Yuri Alexandro, analista de Seguridad del Centro de Atención a Accidentes de Seguridad de la Red Nacional de Eneñanza e Investigación RNP. “El número de “me gusta” puede ser obtenido a través del uso de innumerables perfiles falsos que, a su vez, difunden los posts, dando una engañosa impresión de confiabilidad”, dice.
Emilio Simoni, director de DFNDR Lab, laboratorio especializado en cibercrimen, resalta la importancia de no aceptar solicitudes de amistad de personas desconocidas.
Los bots las envían para tener más amigos y así parecer más reales. Aceptándolas, estarías alimentando la farsa. “Hoy los bots tienen fotos, amigos y reproducen los comentarios más comunes del Facebook para parecer reales”, explica Jorge Machado, profesor de Gestión de Políticas Públicas en la Universidad de San Pablo.

Tolerancia
Perfiles falsos diseminan discursos de odio para dividir la sociedad en momentos de gran interés público, como es el caso de las elecciones.
Las consecuencias para el elector van del voto equivocado a revanchas, en un círculo vicioso que contamina todo el proceso electoral. La mejor manera de vencer los rumores y perfiles falsos es dejando de compartir contenidos agresivos y apostando a la tolerancia y a la comunicación no violenta (ver Cn n.11/2017), aconsejan los especialistas. “Las personas son manipulables por noticias que juegan con sus valores morales y generan indignación, creando un terreno fértil para el surgir de nuevos movimientos políticos o candidatos aventureros”, afirma el profesor Machado. “Por eso, la mejor solución es tener moderación en las redes sociales, desconfiar de quien acusa y ofende, informarse bien y seguir a personas o ideas más constructivas, racionales y menos llamativas”.
“Las fake news forman parte de la lucha desde hace mucho tiempo. Lo que llama la atención es el discurso de odio, la homofobia y el racismo presentes hoy en el debate”, comenta, a su vez, el profesor Sérgio Amadeu. En su opinión, no es necesario concordar o buscar el consenso todo el tiempo, pero sí expresar opiniones sin tratar al otro con desdén. “Dejar de distribuir contenido excesivamente violento amplía la posibilidad del debate basado en la diversidad y no en la destrucción del otro”, apunta. Para Amadeu, es necesario democratizar la buena cultura política para que el debate no se reduzca a la espectacularización del intercambio de acusaciones, sino que se centre en lo que que realmente importa: la discusión sobre las políticas públicas necesarias para el desarrollo del país.

condividi questo articolo

Submit to DeliciousSubmit to DiggSubmit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn
 Genfest2018

6-7-8 LUGLIO 2018

MANILA-FILIPPINE

Este sitio utiliza cookies técnicas, también de terceros, para permitir la exploración segura y eficiente de las páginas. Cerrando este banner, o continuando con la navegación, acepta nuestra modalidad para el uso de las cookies. En la página de la información extendida se encuentran especificadas las formas para negar la instalación de cualquier cookie.